El turismo en Alcoy es muy amplio y variado durante todo el año. Sus Fiestas de Moros y Cristianos de Alcoy, declaradas de Interés Turístico Internacional; su centenaria Cabalgata de Reyes de Interés Turístico Nacional y BIIC; su representación del Belén de Tirisiti, declarado Bien Inmaterial de Interés Cultural; sus Parques Naturales de la Font Roja y la Serra de Mariola; o la moral del Alcoyano; son muchos los motivos por los que hemos oído hablar alguna vez de la ciudad de Alcoy y muchas las razones que nos ofrece a lo largo de todo el año para dejarnos caer por la conocida como “la Ciudad de los Puentes”.

A los pies de los Parques Naturales de la Serra de Mariola y la Font Roja y próxima a las Pinturas Rupestres de La Sarga, declaradas Patrimonio de la humanidad por la Unesco, entre valles y barrancos se alza la capital de la comarca de l’Alcoià. Cada paso que demos por sus calles nos revelará el esfuerzo de su gente para prosperar en un medio de una gran belleza natural, pero también de una extraordinaria complejidad orográfica para la evolución urbana.

Históricamente ha sido una ciudad con especial relevancia tras la Revolución Industrial en España, especialmente en el sector textil, el metalúrgico y el papelero. Al pasear por su centro histórico descubriremos numerosos vestigios de lo que supuso este cambio social. Alcoy forma parte activa de la Ruta Europea del Modernismo, una apuesta clara y decidida de cara a consolidar este rico y destacado patrimonio como un referente turístico de primer orden. Del mismo modo, su cementerio de Sant Antoni Abat se encuentra incluido en la Ruta Europea de Cementerios Significativos, y su magnífico entorno natural permite la realización de interesantes recorridos senderistas, cicloturistas e incluso la práctica de actividades de turismo activo.

Pero si algo caracteriza a los alcoyanos es el arraigo a sus tradiciones, volcándose en cada detalle para que ninguna de las fiestas que se organizan a lo largo del año pase desapercibida.

Y ¿que destacar de la gastronomía de la población que inventó la aceituna rellena de anchoa? Sus platos son toda una invitación a sentarse a la mesa. No podemos irnos sin degustar sus picadetes; su olleta (guiso a base de alubias, con pencas, carne de cerdo y morcilla, muy apreciado en fiestas), la borreta (con patatas, espinacas, bacalao y huevo); la bajoca farcida (pimientos rellenos de arroz); o acompañar un buen trozo de pan con la tapa típica de la pericana (plato frío a base de pimiento seco y bacalao salado).

Y es que en la mesa, en su calles y en sus fiestas, Alcoy siempre sorprende a sus visitantes.