Cocentaina, una propuesta inolvidable