Cocina

La gastronomía de la Sierra de Mariola y los productos locales típicos de cada municipio están condicionados en gran parte por su orografía montañosa, por el clima, donde predominan los inviernos fríos. Los platos típicos destacan por su contenido calórico para combatir las bajas temperaturas, como la olleta, el arroz caldoso con conejo, el cocido, la borreta, la pericana, los pimientos rellenos o el gazpacho. La repostería de la zona emana reminiscencias árabes con la almendra como elemento fundamental en la mayoría de las propuestas entre las que destacan la coca de almendra, los rollos de vino, los rollos de anís, los pasteles de boniato, las peladillas, los mantecados o el pastel de carne (dulce). Asimismo, adquieren gran importancia los licores como el café licor y el herbero, un licor tradicional con la base de anís y hierbas aromáticas, con efectos de un buen digestivo.