Navidad en Alcoy

La llegada de los Reyes Magos es la cita más esperada por niños y niñas a lo largo de todo el año. Una Fiesta de Interés Turístico Nacional y declarada Bien Inmaterial de Interés Cultural, que reúne cada año a cientos de visitantes que quieren vivir en directo el mensaje y la emoción de esta centenaria Cabalgata. Su celebración se viene realizando de forma continuada desde 1885, si bien sus antecedentes documentales se remontan al año 1866. Es, sin lugar a duda, una de las Cabalgatas de Reyes Magos más antiguas de cuantas se celebran en España y, posiblemente, en el mundo.

Cada año, el Ayuntamiento de Alcoy convoca un concurso para premiar el mejor Cartel anunciador de la llegada de los Reyes, que se coloca en la fachada del Ayuntamiento.

Apenas concluido el mes de noviembre, el inicio de las representaciones del Betlem de Tirisiti marca la llegada de la navidad alcoyana. El Betlem, declarado Bien de Interés Cultural, es una muestra singular del teatro popular de marionetas de varilla y constituye una de las ofertas más atractivas y originales de nuestro periodo navideño. Sus representaciones han conservado el sabor popular de su argumento incorporando escenas que mezclan aspectos costumbristas del Alcoy de antaño.

Las “Pastoretes” es otra peculiaridad de la Navidad Alcoyana. Tiene lugar el domingo anterior al 5 de enero. Se trata de una cabalgata infantil en la que un numeroso grupo de niños y niñas, vestidos con la indumentaria de pastores, desfilan sobre carros engalanados y en grupos de baile, repartiendo caramelos y aleluyas. El desfile se inicia a las 12 del mediodía desde la “Font Redona”, acompañados de sus rebaños hasta llegar al establo instalado en la Plaça d’Espanya y obsequiar al Niño Jesús. La celebración de este acto se remonta al año 1889.

Desde 1887 se coloca en la fachada del edificio del Círculo Católico de Obreros un telegrama que anuncia a los niños la inminente llegada de sus Majestades.

La víspera de la Cabalgata, a las seis y media de la tarde y desde el Teatro Principal, tiene lugar el “Pregó del Tío Piam”, acto recuperado en 1996, en el que este personaje popular proclama la llegada del Embajador Real. Un grupo de hombres y mujeres del pueblo, vestidos con la indumentaria tradicional alcoyana, se dirigen hacia la “Font Redona” junto con los personajes del Betlem de Tirisiti, para recibir al Embajador, que recorre desde las siete de la tarde las calles de la ciudad anunciando la inminente llegada de Melchor, Gaspar y Baltasar.

El Bando Real es un acto muy singular, preludio de la Cabalgata de los Reyes Magos, que se celebra desde el año 1924. El emisario de Sus Majestades declama repetidamente a lo largo del recorrido una pieza literaria de versos escritos en valenciano, “El Bando”, del que se hace una edición en papel para repartir entre el público que llena las calles. Al final del cortejo se incorporan unas burritas que llevan sobre sus lomos unos buzones, en cuyo interior los niños depositan las cartas que han escrito a los Reyes solicitándoles los juguetes de sus sueños.

La comitiva está formada por los pajes reales, conocidos cariñosamente como “Els Negres”. Se entrevé en la lejanía de la Serra de Mariola, la luz cálida de las hogueras del campamento que espera la llegada de Sus Majestades y que podrá ser visitado a la mañana siguiente.

Al anochecer del día 5, sobre las seis de la tarde y desde el Camí, los Reyes Magos hacen su entrada solemne en la ciudad montados sobre sus camellos. El desfile incorpora músicos, antorcheros, pastorcillos y unos pajes que suben por largas escaleras para acceder a los balcones de las casas y entregar los regalos a los niños. El orden de la Cabalgata también es singular ya que el Rey Baltasar desfila en el centro de la comitiva.

El séquito llega a la Plaça d’Espanya sobre las ocho y los soberanos descienden de sus cabalgaduras para dirigirse hacia el Nacimiento. El momento de la Adoración al Niño Jesús se adorna con el efecto de las bengalas distribuidas entre el público, y el acto se solemniza con fuegos de artificio y con la interpretación de ‘El Mesías’ de Händel. La Cabalgata, desborda ilusión y la magia se apodera de todos y cada uno de los rincones de Alcoy.

La víspera del sorteo de la Lotería de Navidad, la tradicional “Cena del Pobre” reúne a familias y grupos de amigos en un ritual propicio para augurar la suerte en este sorteo navideño. Las sardinas, los huevos fritos y la “pericana” son los protagonistas de esta celebración navideña.

Las participaciones de la Lotería de Navidad, principalmente promovidas por las “filaes” o agrupaciones de festeros, adoptan en Alcoy formatos llenos de creatividad que hacen alusión a elementos tradicionales de nuestra cultura.

Si su estancia no coincide con estas fechas, le invitamos a visitar el Casal del Nadal, un espacio donde revivir el mágico espectáculo de la Navidad, ubicado en la antigua capilla de la Virgen de los Desamparados.