Fiestas de Moros y Cristianos de Cocentaina

En Cocentaina se celebran las Fiestas de Moros y Cristianos en Honor a San Hipólito Mártir. Están declaradas de Interés Turístico Nacional y se componen actualmente por 16 “filaes”, 8 cristianas y 8 moras, donde el papel de la mujer conlleva un papel importante. Se celebran en plena época estival, y en ellas la villa rinde honor al patrón mediante festejos durante 4 días en los cuales se representan los diferentes actos, como por ejemplo el desfile de las tropas moras y cristianas junto a bandas de música que impregnan de alegría el ambiente y que contagian al turista. Déjate perder por sus calles llenas de colorido y disfruta de los numerosos actos. Aquí te dejamos unos lista de los más destacados:

Viernes: NIT DE L’OLLA
20h – Interpretación del Himno de Fiestas dirigido por un director musical cada año.
22.40h – “Voltetes” de la Nit de l’Olla.

Sábado: DIA DE L’ENTRADA
6.30 – Primera Diana.
12.15h – Embajada de 2 “filaes” desde la plaza de la Iglesia.
19h – Entrada de Moros y Cristianos.

Domingo: DIA DE SANT HIPÒLIT
7.30h – Segunda Diana. En la plaza de la Vila con la participación de niños y niñas, un momento ideal para las familias.
11.50h – Ofrenda de flores al Patrón y seguidamente la misa solemne a San Hipólito en la Iglesia de Santa María.
A continuación, acto de Presentación de Armas a los capitanes y abanderados en la plaza de la Vila.
20.15 Procesión por las calles con la imagen y la reliquia de San Hipólito.
A partir de las 24h, RETRETA y verbena en la avenida Ferrocarril.

Lunes: DIA DELS TRONS
Al amanecer celebración de las “Guerriles”, acto en el que se hace uso de la arcabucería en la sierra del Castillo para iniciar el día del “Alardo”.
11h – La embajada mora protagoniza la “Estafeta del Moro” donde el bando moro pide la rendición al bando cristiano y como éste no se rinde comienza una pelea en la que el bando moro toma el castillo.
14h – Embaja de “les Tomaques” donde se representa una guerra entre dos “filaes” haciendo uso de tomates.
18.30 – La embajada cristiana protagoniza la “Estafeta Cristiana” para recuperar definitivamente la posesión del Castillo y de la Vila.
Finalmente se realiza la acción de gracias al Monasterio de la “Mare de Déu del Miracle” y el traslado de la imagen de San Hipólito a la Iglesia de El Salvador.