Puente de las Siete Lunas

Aunque no está en el centro urbano, el puente de la Siete Lunas es, sin duda, es uno de los más bellos y populares entre los alcoyanos. Situado más allá del barrio de Batoi, forma parte del recorrido de la Vía Verde y cada día es cruzado por cientos de senderistas que acostumbran a hacer este recorrido. Se construyó para que pasara por aquí el tren Alcoy-Alicante, que no llegó a circular nunca. Visitarlo hace necesaria una pequeña excursión que tiene como fondo el parque natural de la Font Roja, y que bien vale la pena. Su enorme altura y la amplitud de sus arcos lo hacen ideal para practicar aquí puenting y otras variedades de turismo activo.