Monasterio rupestre

El “Convent-Monestir” de Bocairent data de mediados del siglo XVI y se trata de un antiguo convento subterráneo de monjas de clausura, que fue excavado en la roca y que ocupa una superficie de 48 m2 al que se le superponen dos conventos de construcción posterior. En su interior se encuentran diferentes dependencias como el vestíbulo, la capilla con una gran decoración en el techo excavado en la roca, el comedor y los dormitorios, entre otras dependencias.