Ruta por la arquitectura de la piedra

Los habitantes de la sierra de Mariola han trabajado a lo largo de la historia la roca caliza que conforma mayoritariamente la cordillera. Sin embargo, es en Bocairent donde esta tarea ha dejado un legado monumental muy particular debido a la colina de dura piedra caliza sobre la que se sienta el núcleo urbano. Así, la Covetes del Moros y las Cuevas Colomer, el Monasterio Rupestre y la Plaza de toros, son buenas muestras de como la población ha aprovechado este sustrato para convertirlo en infraestructuras de todo tipo duraderas en el tiempo.